Reparando el sistema. Un poco de biopsicología

El sistema nervioso de los vertebrados se divide en el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP). El SNP se subdivide, a su vez, en el sistema nervioso somático y el sistema nervioso neurovegetativo también conocido como sistema nervioso autónomo (SNA).

La función principal del SNA es regular el medio ambiente interno del organismo. Para ello utiliza dos tipos de nervios: los nervios aferentes que envían señales sensitivas al SNC y los eferentes que son los nervios motores encargados de enviar las señales motoras del SNC hasta los órganos internos.

Estos nervios motores (eferentes) pueden ser simpáticos o parasimpáticos y se diferencian principalmente en (Pinel, 2012):

  1. Los nervios simpáticos energizan y movilizan los recursos energéticos en respuesta a situaciones de alerta, emergencias, etcétera; los parasimpáticos, sin embargo, actúan conservando la energía.
  2. Cada órgano interno autónomo recibe un input simpático y otro parasimpático opuesto. De tal forma que la actividad del órgano está controlada por el nivel de la actividad simpática y parasimpática.
  3. Los cambios simpáticos indican activación psicológica mientras que los cambios parasimpáticos indican descanso psicológico.

Mediante la práctica de Mindfulness nos entrenamos para mantener un correcto equilibrio entre la función de los nervios simpáticos y parasimpáticos.

De un lado, una correcta activación del sistema de alarma que mejore y reduzca su activación en casos innecesarios nos ayudará a manejar mejor situaciones de estrés, tanto en intensidad como en duración, evitando de este modo reacciones disfuncionales que provoquen aumentos de cortisol en sangre con los efectos no deseables para la salud y el impacto en nuestros órganos que ello conlleva.

Y, de otro lado, entrenando la serenidad y la calma para favorecer la homeostasis o equilibrio interno del organismo promoviendo el cuidado y reparación de las células y tejidos de nuestros órganos así como un mejor funcionamiento de sistemas autónomos como el aparato digestivo, el respiratorio o el vascular entre otros.

¡Practica equilibrio! ¡Repara el sistema! ¡Practica Mindfulness!

Para registrarte en «jueves mindful online» pulsa este link o pide más información en javier@territoriosati.es.

¡Vive la experiencia!

2 respuestas a «Reparando el sistema. Un poco de biopsicología»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *