Presente sí, memoria también…

A través de la memoria construimos nuestra vida, nuestro recorrido biográfico, los recuerdos conforman lo que somos, dan sentido y unidad a la concepción de nuestro yo, en definitiva tal y como propone Ruiz-Vargas (2002) «Somos nuestra memoria». Sin ella no tendríamos conocimiento de nuestras experiencias, de nuestras vivencias y en consecuencia, estaríamos anclados en el presente y tal y como expresa C.W. «…sería como estar muertos» (C.W. es un paciente con amnesia retrógrada y anterógrada. Únicamente puede recuperar acciones motoras grabadas inconscientemente en su memoria implícita y por ello vive en un constante presente. Su cárcel es vivir en el presente y su desconcierto y mayor drama es desconocer su identidad).

Mediante la construcción de nuestra identidad vamos almacenando conocimientos, aprendizajes y experiencias que posteriormente pueden ser transmitidos hereditariamente añadiéndose a las nuevas experiencias de la especie (Ingenieros, 1946). Éste es uno de los motivos por los que los mecanismos evolutivos han favorecido y premiado los recuerdos de la información pasada para la conservación y reproducción de la especie.

Podríamos afirmar que la memoria y, por tanto, los recursos y aprendizajes que se derivan de su uso y desarrollo ha sido un ítem definitivo en la evolución de la especie humana. El desarrollo del lenguaje, las representaciones simbólicas, la construcción visuoespacial, el razonamiento, el pensamiento abstracto, etcétera, son funciones cognitivas de alto nivel que la especie humana no habría podido alcanzar sin la capacidad de retener, procesar, codificar, almacenar y recordar información, es decir, sin el desarrollo de los procesos que lleva a cabo la memoria.

¿Cómo podemos construir nuestra identidad si no recordamos nuestras experiencias pasadas? ¿Cómo podemos crear un autoconcepto, cómo regularnos, cómo valorarnos, evaluarnos, compararnos con otros individuos de la especie si no recuperamos, recordamos y elaboramos esas referencias? Cuando construimos nuestro self, nuestra personalidad y nos preguntamos qué grados de neuroticismo, de amabilidad, de responsabilidad o de extraversión tenemos, inmediatamente recurrimos a nuestra memoria y a los sucesos y experiencias vitales que recordamos para estudiar cual fue nuestro comportamiento en tal o en cual situación y averiguar tras la recuperación y descodificación de esa información  cómo somos y cómo nos definimos con respecto a esas u otras variables.

Recordamos cómo son los grupos a los que pertenecemos, las categorías y estructuras sociales, los roles que desarrollamos diariamente en cada una de ellas. Actualizamos constantemente cuáles son las motivaciones y objetivos que nos mueven y nos dirigen hacia las metas que nos hemos marcado. Llevamos a cabo aprendizajes momento a momento, ya sean explícitos o implícitos y todos ellos se almacenan, se elaboran y se fijan en nuestra memoria para posteriormente ser recuperados para resolver problemas o para asociarse a nuevos aprendizajes. Todo ello nos define, nos describe y da sentido de continuidad a nuestra forma de ser y comportarnos. Así creamos y reconocemos nuestra identidad.

Somos nuestra memoria o, mejor, somos lo que construimos y recreamos a través de nuestra memoria. Definimos nuestro self a través de una visita y recorrido por nuestra memoria biográfica y de nuestra memoria semántica o conocimiento del mundo y también a través de nuestros aprendizajes almacenados de forma inconsciente.

Para registrarte en «jueves mindful online» pulsa este link o pide más información en javier@territoriosati.es.

¡Vive la experiencia!

Reparando el sistema. Un poco de biopsicología

El sistema nervioso de los vertebrados se divide en el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP). El SNP se subdivide, a su vez, en el sistema nervioso somático y el sistema nervioso neurovegetativo también conocido como sistema nervioso autónomo (SNA).

La función principal del SNA es regular el medio ambiente interno del organismo. Para ello utiliza dos tipos de nervios: los nervios aferentes que envían señales sensitivas al SNC y los eferentes que son los nervios motores encargados de enviar las señales motoras del SNC hasta los órganos internos.

Estos nervios motores (eferentes) pueden ser simpáticos o parasimpáticos y se diferencian principalmente en (Pinel, 2012):

  1. Los nervios simpáticos energizan y movilizan los recursos energéticos en respuesta a situaciones de alerta, emergencias, etcétera; los parasimpáticos, sin embargo, actúan conservando la energía.
  2. Cada órgano interno autónomo recibe un input simpático y otro parasimpático opuesto. De tal forma que la actividad del órgano está controlada por el nivel de la actividad simpática y parasimpática.
  3. Los cambios simpáticos indican activación psicológica mientras que los cambios parasimpáticos indican descanso psicológico.

Mediante la práctica de Mindfulness nos entrenamos para mantener un correcto equilibrio entre la función de los nervios simpáticos y parasimpáticos.

De un lado, una correcta activación del sistema de alarma que mejore y reduzca su activación en casos innecesarios nos ayudará a manejar mejor situaciones de estrés, tanto en intensidad como en duración, evitando de este modo reacciones disfuncionales que provoquen aumentos de cortisol en sangre con los efectos no deseables para la salud y el impacto en nuestros órganos que ello conlleva.

Y, de otro lado, entrenando la serenidad y la calma para favorecer la homeostasis o equilibrio interno del organismo promoviendo el cuidado y reparación de las células y tejidos de nuestros órganos así como un mejor funcionamiento de sistemas autónomos como el aparato digestivo, el respiratorio o el vascular entre otros.

¡Practica equilibrio! ¡Repara el sistema! ¡Practica Mindfulness!

Para registrarte en «jueves mindful online» pulsa este link o pide más información en javier@territoriosati.es.

¡Vive la experiencia!

No se engañe nadie, no

«No se engañe nadie, no
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
porque todo ha de pasar
por tal manera.»

Jorge Manrique
Coplas por la muerte de su padre

Echamos la vista atrás y observamos con que fugacidad nos trascienden nuestras vivencias y experiencias. Miramos al futuro y deseamos que llegue el momento soñado. Ese momento por el que luchamos tan duramente día a día. Y, de igual manera, llegado ese instante nos trasciende, pasa y se convierte en pasado… Vuelta a empezar… nueva meta, nuevo objetivo, nuevo logro que nos satisfaga.

Transitando este camino descubrimos que nunca estamos satisfechos, que siempre deseamos más y más y que cuando conseguimos esa nueva meta o bien por hastío, desencanto o desengaño volvemos a sentirnos insatisfechos y se activan nuevos deseos. De nuevo el self se pone en marcha, nunca saciado, nunca contento.

Quizá Jorge Manrique, con esta y otras muchas coplas dedicadas a la muerte de su padre, nos sugiere o propone una visión de la existencia sin falacias, sin falsedades y sin autoengaños. «No se engañe nadie, no, pensando…» que lo que vendrá en el futuro tendrá carácter permanente o perdurará para siempre. Un duro golpe para nuestro ego que siempre está en busca del futuro e imaginando cómo ha de ser y cómo hemos de trabajar para consolidar y asentar nuestros objetivos. «Porque todo ha de pasar…» Otro golpe más para un ego que busca con frecuencia argucias y artimañas para esconderse de su finitud.

Asirnos a una carrera constante en busca de un futuro incierto, dinámico, cambiante y que no ha de durar no parece una buena recomendación para sentir y disfrutar plenamente la experiencia de vivir. Más bien todo lo contrario, es decir, caminar autoengañados sin una comprensión de cómo es la realidad en sí misma nos hace perdernos la maravillosa experiencia de capturar cada instante.

No hay instantes vacíos.

Para registrarte en «jueves mindful online» pulsa este link o pide más información en javier@territoriosati.es.

¡Vive la experiencia!

jueves mindful online

«jueves mindful online» nace como respuesta a vuestras peticiones y sugerencias de trasladar el curso de mindfulness del próximo año también a formato on line.

Todos los jueves de 19,00 a 20,30 horas durante los meses de octubre 2020 a junio 2021, a través de la plataforma zoom, desarrollaremos el 1.er curso de Mindfulness basado en desarrollo, crecimiento personal y equilibrio mental donde, a través de una experiencia abierta y ecuánime de contemplar la realidad tal y como es, mejoraremos nuestros niveles de bienestar eudaimónico.

Por tanto, para la temporada que viene podéis elegir entre la opción «sábados mindful» en formato presencial (las mañanas de los sábados de 10,30 a 12,30 horas) y la opción jueves mindful en formato online (todos los jueves de 19,00 a 20,30 horas).

Al igual que entrenamos nuestro físico para sentirnos en forma y con un mejor nivel de activación, también podemos entrenar nuestro cerebro para lograr mejorar la relación con nosotros mismos y con los demás. Apúntate y disfruta de un rato de autocuidado y de gestión de la atención, la emoción y la intencionalidad que, sin lugar a dudas, te ayudará a vivir el momento presente de una forma plena y completa. Disfruta de los beneficios tanto físicos como psicológicos de practicar mindfulness.

Para registrarte en «jueves mindful online» pulsa este link o pide más información en javier@territoriosati.es.

Si prefieres el curso presencial «sábados mindful» apúntante en el siguiente link o pide más información en javier@territoriosati.es.

¡Vive la experiencia!

Zaanse Schans. Acrílico sobre lienzo, 30 x 30 cm.

Sábados mindful

Sábados mindful es un curso de mindfulness de un año de duración que dará comienzo el próximo mes de octubre de 2020 y terminará en junio de 2021. Los sábados de 10,30 a 12,30 horas de la mañana abordaremos aspectos relativos a la regulación de la atención, de la concentración, de las emociones e intenciones que vivimos en cada instante de nuestra vida.

Desde la regulación de la atención exploraremos nuevas formas de entender nuestros pensamientos, emociones y sensaciones internas y externas que nos ayudarán a mejorar nuestro bienestar físico y psicológico, así como nuestra felicidad eudaimónica.

Descubriremos a través de la atención y consciencia del momento presente nuevas formas de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás. En este descubrimiento hallaremos en primer plano la aceptación y la suspensión del juicio de nuestras experiencias para promover el contacto con el presente, único territorio accesible de la vida.

La estructura de este curso está basada en el programa Mindfulness Based Mental Balance que tiene como finalidad principal acompañar al individuo en su desarrollo personal a través de la práctica de mindfulness sin olvidar las raíces orientales y la filosofía budista que soportan dicha práctica. Sábados mindful no está fundamentado en ninguna religión pudiendo ser cursado por quien lo desee independientemente de sus creencias religiosas.

Desarrollar la atención plena requiere de mucho esfuerzo y tesón para cambiar los condicionamientos y hábitos de falta de atención y distracción que hemos desarrollado durante toda la vida (Brantley, 2010). No resulta fácil detenerse y disfrutar del momento presente en toda su extensión pero la intención de territoriosati al desarrollar este curso es precisamente entrenar ese acceso y ese estado de presencia para vivir una vida más plena y consciente.

Si estás interesado ¡apúntate en el siguiente link o pide más información en javier@territoriosati.es y vive la experiencia!

Marken. Estudio I. Óleo sobre lienzo, 80 x 120 cm

El hoy fugaz

«El hoy fugaz es tenue y eterno; otro cielo no esperes, ni otro infierno»

Jorge Luis Borges

A menudo, gracias a nuestra memoria episódica y autobiográfica regresamos al pasado y nos proyectamos en el futuro. Producto de estos viajes mentales en el tiempo (Tulvin, 2002) desarrollamos estrategias y planificamos conductas y acciones para abordar acontecimientos venideros. Una gran ventaja adaptativa de nuestra especie.

Pero… ¿qué ocurre cuando nuestros pensamientos quedan secuestrados en el pasado y nos impiden progresar o avanzar o cuando nos proyectamos en el futuro para conseguir un objetivo tras otro? Cabe pensar que en este devenir hacia detrás y hacia delante en el tiempo perdemos de vista el tiempo presente. El tiempo al que se refiere Borges cuando habla de fugacidad y eternidad y que en definitiva es el único con el que tenemos posibilidad de interactuar.

Un tiempo, el presente, que en función de como tengamos conocimiento de él (seamos conscientes de lo que en la realidad acontece momento a momento) nos puede llevar al cielo o al infierno.

efímero Richter_1

Bienvenidos a territoriosati

Con territoriosati ponemos en marcha un Centro de Mindfulness en San Sebastián de los Reyes para todos aquellos que deseen mejorar y aumentar su bienestar psicológico así como para aquellas personas que necesiten reducir su nivel de estrés o regular sus emociones. ¡Ven a conocernos!